LA EXTRAÑA MOTOCICLETA FUTURISTA “NAZI”


                                                                                                       #ElAnaqueldeEsaú
Hace tiempo dedicamos un artículo a las unidades motorizadas de la Wehrmacht, los Kradschützen, y hoy Esáu nos trae una extraña e ingeniosa moto que no sabemos si estaba diseñada para la guerra o para los momentos de paz. Sea lo que sea es una joya para los amantes de las dos ruedas.


Cuando en 1945 los aliados fueron entrando en lo que había sido el III Reich, iban descubriendo multitud de inventos que los científicos alemanes habían intentado llevar a cabo. Entre estas armas maravillosas (Wunderwaffen) algunas habían funcionado, como las V-1 y V-2 o los Me-262; otras habían sido producidas en pequeñas cantidades y estaban en desarrollo como el Panzer VIII Maus, el fusil Stg 45(M) o el “Puño Volante” (Fliegerfaust) y algunas no habían pasado de las mesas de diseño, y nunca verían la luz (U-boot lanzamisiles, el Landkreuzer P.1000 Ratte o el Junkers EF 128, el bombardero suborbital Silbervogel, “elpájaro de plata”) pero de lo que vamos a hablar hoy no es un arma propiamente dicha, y no se sabe cuál era su fin, debido a la poca información que se puede encontrar en la red del mismo. Vamos con lo que sabemos.
El 8 de mayo de 1945 se informaba por parte del comandante C.D. Becker, oficial del 3er Equipo de Inteligencia de Artillería, del hallazgo de una Motocicleta alemana aerodinámica. 
Los equipos de inteligencia de artillería habían sido creados en 1942 por el Ejército norteamericano, y su función era acudir al campo de batalla y “adquirir” armamento capturado al enemigo para transportarlo a EEUU (al Centro de Investigación y desarrollo en Aberdeen, Maryland) donde era probado y se veían sus ventajas e inconvenientes de cara a enfrentarse con ellos, o para aprovechar sus avances en la industria de guerra.
Esta motocicleta había sido encontrada por personal del Tercer Ejército de los Estados Unidos (comandado por Patton y que había ocupado el sur del Alemania) y era descrita como “una desviación completa de todo diseño aceptado”. Pero, ¿qué hacía tan novedosa a esta motocicleta? Pues su forma tan distinta, fruto de la disposición del motor y el diseño de su suspensión.
Las dimensiones totales de la motocicleta eran:
Longitud: 231 cm.
Anchura: 87 cm.
Altura: 99 cm.
Tamaño del neumático 8,9 x 48,2 cm.



El motor era rotativo, de tres cilindros y refrigerado por aire (hasta aquí todo normal) pero estaba montado dentro de la rueda delantera.             
Detalle del motor en el interior de la rueda delantera
En el lado izquierdo del buje, se encontraba el carburador, que no gira con el motor, y que aparentemente tomaba aire a través de un filtro de aire (el cual por desgracia no fue encontrado).
La gasolina era conducida al carburador a través de una o dos tubos desde el tanque de gasolina que estaba en la “posición estándar” para las motocicletas. La lubricación del motor se lograba mezclando el aceite con la gasolina. Para encenderlo, se utilizaba un encendido de seis voltios, llevando la bobina de encendido dentro del soporte del faro y el condensador y los contactos van dentro de la carcasa del carburador. Los contactos, al girar la leva con el motor, producían el cortocircuito. El ajuste de la chispa avanzaba automáticamente a velocidades más altas gracias al aumento de la fuerza centrífuga. La batería estaba montada debajo del asiento del conductor.
Los tubos de escape estaban curvados hacia la periferia de la rueda y el escape estaba dentro del volante de inercia de aluminio combinado, junto con el ventilador, el soporte de la rueda y el riel del motor.
Una transmisión de dos velocidades estaba contenida dentro del eje de la rueda y era controlada por un pedal.
En cuanto a los controles, debemos decir que con respecto a los de la actualidad, podemos decir que están “complemente al revés” de como son ahora, lo cual no tiene ninguna lógica, aunque el propio motor esté en un sitio distinto. El manillar derecho controlaba el acelerador, mientras que el manillar izquierdo actuaba como un ajuste de alta velocidad para el carburador. El embrague se accionaba mediante una palanca en la empuñadura izquierda del manillar y un pedal a la derecha servía para seleccionar las marchas para la transmisión. Una palanca en la empuñadura derecha del manillar y un pedal en el lado izquierdo controlaban un freno situado en la rueda trasera.
Otra foto de la rueda con el extraño motor
En cuanto a la suspensión, hemos dicho que era novedoso por cuando la rueda delantera, donde se hallaba el motor, se mantenía en posición mediante una horquilla de dirección y cada lado de la horquilla había un amortiguador montado en ella. La parte superior de la horquilla se sujetaba a la sección principal del bastidor de la motocicleta mediante un perno que también servía como punto de pivote de dirección. Esta forma tan novedosa era necesaria porque el motor sufría el impacto directo de todos los “golpes” que le llegasen a la rueda delantera y había que protegerlo lo mejor posible.
La batería y la caja del embrague se encontraban dentro del triángulo formado por el elemento del bastidor principal, el amortiguador y el brazo vertical de la horquilla de la rueda trasera. El asiento estaba montado en un resorte encima del tanque de gasolina.  Toda la estructura estaba cubierta con chapas metálicas lo que le daba una apariencia de un vehículo con buena aerodinámica, y un estilo ciertamente art decó.

Al final del todo, en el informe se consideró que, si bien esta motocicleta tenía muchas características novedosas de diseño y construcción, no se consideró práctica porque:
a) Se necesitaban demasiados ejes concéntricos en el eje delantero, lo que provocaba que los ejes necesariamente pequeños soportasen un par y una tensión considerables.
b) Cualquier avería que se produjese en un momento dado en el motor de una motocicleta con tracción delantera, tendría consecuencias desastrosas para el conductor.
c) El motor estaba sometido a todos los choques de la carretera, ya que el neumático era el único amortiguador entre el motor y la superficie de la carretera.
La pregunta es, esta moto era un proyecto a medio construir, un prototipo que no pasó de los primeros modelos, o simplemente una investigación de una planta de motocicletas, porque…. ¿Quién nos ha dicho que fuese un futuro vehículo militar?

(Mi agradecimiento al profesor Don Juan Moral Gadeo, investigador, escritor y gran motero, por la ayuda en aquellas partes que a los “enlataos” se nos escapan).

“La extraña motocicleta futurista nazi” Esaú Rodríguez Delgado - Bellumartis Historia Militar

SÍGUENOS

  Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos por RSS Siguenos en YouTube Siguenos en Pinterest Siguenos en Blogger