OBJETIVO GUAM (II)

El GENERAL TAKASHINA Y EL CORONEL SUENAGA inspeccionan las defensas a lo largo de la playa de Agat . El 38º de Infantería, bajo el mando del coronel Sumaga (a la izquierda), ocupó una posición en la zona de Agat, posteriormente asignada a la 1ª Brigada Provisional de los Marines y a la 77ª División del Ejército.

Fuerzas enemigas en Guam

Una vez antes en nuestra historia las unidades de asalto estadounidenses habían aparecido frente a Guam, pero entonces había sido una ópera bufa. El 20 de junio de 1898, poco después del comienzo de la Guerra de España, el Charleston efectuó algunos disparos desde su batería secundaria sobre el Fuerte Santiago como paso previo a la ocupación. Los españoles no se enteraron de la apertura de las hostilidades allá en el este; la leyenda en Guam dice incluso que interpretaron los disparos como un saludo amistoso. En cualquier caso, su única defensa eran cuatro pequeños cañones de diseño obsoleto, utilizados antiguamente para saludar pero que en aquel momento fueron condenados por ser inseguros, incluso para ese fin. La isla fue ocupada sin oposición por los marines y por dos compañías del 2º Regimiento de Infantería de Oregón, llevadas a la orilla por 25 remeros.

Nadie esperaba una ópera bufa en 1944. Las experiencias de Tarawa, Makin, Kwajalein y Eniwetok habían demostrado la ferocidad de la resistencia japonesa. La importancia estratégica de Guam indicaba la probabilidad de que la guarnición enemiga fuera fuerte, y la extensa masa de tierra de la isla hacía esperar a las fuerzas del Pacífico Central una defensa más larga que la encontrada en operaciones anteriores. Los combates en Saipán no alteraron esta estimación.


Después de la invasión de Kwajalein el III Cuerpo Anfibio C-2 se enteró de que los japoneses estaban transfiriendo tropas del ejército de Manchukuo a Guam para reforzar el 54º Keibitai, núcleo de las unidades navales a cargo de la defensa completa de la isla (Mapa Nº 5). Las unidades del ejército de refuerzo procedentes de China, organizadas bajo el Grupo de Área de las Marianas del Sur, llegaron a Guam en marzo. El grupo incluía la 29ª División (con los regimientos de infantería 18º y 38º) al mando del teniente general Takeshi Takashina, y la 6ª Fuerza Expedicionaria. La fuerza estaba compuesta por tres batallones de infantería, un batallón de artillería de campaña y una compañía de ingenieros de la 1ª División; y un cuartel general de grupo de infantería, tres batallones de infantería, un batallón de artillería de montaña y una compañía de ingenieros de la 11ª División. En junio se disolvió la 6ª Fuerza Expedicionaria. Las unidades de la 1ª División formaron el 10º Regimiento Mixto Independiente bajo el mando del teniente coronel Ichiro Kataoka; las de la 11ª División se convirtieron en la 48ª Brigada Mixta Independiente bajo el mando del mayor general Kiyoshi Shigematsu. Antes de la invasión de Guam, el III Cuerpo Anfibio estimó que la fuerza total del enemigo en la isla era de unos 18.500, de los cuales 13.000 eran tropas del ejército y 5.500 navales. El 14 de julio, los oficiales de inteligencia de la 77ª División se inclinaron por revisar al alza sus estimaciones sobre el número de tropas japonesas en Guam hasta superar las 36.000. La cifra más alta de la División, casi el doble de la del Cuerpo, se basaba en parte en las unidades identificadas en la isla, y en parte en la capacidad potencial del enemigo para desembarcar tropas adicionales en Guam hasta el 15 de junio.

Las localizaciones conocidas de las tropas del ejército y la marina japoneses en junio situaban al 2º Batallón del 18º de Infantería en el norte de Guam, la 48ª Brigada Mixta Independiente y parte de la 29ª División en la zona de la bahía de Tuman, el resto de la 29ª División en la cintura de la isla entre Agana y la bahía de Pago, el 54º Cuerpo de Guardia Independiente en la península de Orate, el 38º de Infantería, excepto la 5ª Compañía en la isla de Cabras, en el sector de Agat, y el 10º Regimiento Mixto Independiente al sureste. Como todo el sector de Agat estaba relativamente aislado por las limitadas vías de comunicación de las zonas más pobladas del norte, el 38º de Infantería, que lo defendía, era más o menos independiente del resto del mando insular. Aunque en junio el enemigo había estacionado sus fuerzas para cubrir toda la isla, durante julio comenzó a desplazarlas a las zonas más vulnerables a un ataque desde el mar.

Arma de defensa costera japonesa de 200 mm, emplazada en la punta de Bangi en la bahía de Agat, es examinada por hombres del III Cuerpo . El emplazamiento, destruido por los bombardeos anteriores a la invasión, nunca se completó. Otros revestimientos tenían cubiertas de protección. Este es uno de los dos cañones navales de costa en la punta.

Los documentos capturados indicaban que el enemigo consideraba que estas zonas se encontraban a lo largo de la parte central del lado oeste de la isla, donde las características costeras presentaban la barrera menos formidable para una fuerza invasora. Según el cuadro de instalaciones recopilado por el III Cuerpo Anfibio, el enemigo en el sector que va de Agana a la bahía de Agat tenía unos veinticinco cañones de montaña de 75 mm, diez obuses de 70 a 90 mm, dos cañones antitanque de 37 mm y más de treinta y cinco ametralladoras. Estos se complementaban con al menos veinticinco cañones de defensa costera naval y de doble uso. Los fosos para fusiles, las trincheras y el alambre de espino aumentaron la fuerza de las defensas de la playa, y los estudios de mediados de julio indicaron que el enemigo estaba aumentando su profundidad diariamente. También se creía que los japoneses disponían de una gran cantidad de artillería móvil y algunos tanques para prestar apoyo a sus posiciones fijas a lo largo de la costa.

Los estados mayores de planificación del III Cuerpo Anfibio sabían que la defensa del enemigo en la isla se vería favorecida por el arrecife y las colinas que dominaban las playas de aterrizaje más probables, y que las defensas enemigas en esas zonas podrían indicar la intención de luchar duramente en la orilla. Más tarde se enteraron de que los comandantes japoneses tenían órdenes: "Mientras el enemigo avance desde la línea de arrecifes de coral hacia la orilla, se desplegará la potencia de fuego combinada de infantería y artillería. En particular, cuando lleguen al obstáculo del agua, se empleará el fuego oblicuo y de flanqueo para establecer una densa red de fuego y así aniquilarlos en el agua."

Plan de ataque

El plan preferido para la fase de asalto de la operación en Guam, que el III Cuerpo Anfibio había preparado en abril y mayo, permaneció sustancialmente sin cambios tras la captura de Saipán. Las revisiones, que fueron posibles gracias al aplazamiento del Día W, aumentaron la duración del bombardeo naval preparatorio, reforzaron las Tropas del Sur y la Fuerza de Desembarco y previeron un reconocimiento limitado de las playas antes del Día W.

Mapa Nº 6

Aunque el plan para la fase de asalto era sencillo, exigía una estrecha cooperación de todas las armas. El ataque debía desarrollarse simultáneamente en ambos flancos del corazón militar de la isla, la península de Orate, con su pista de aterrizaje, y el puerto de Apra, con sus instalaciones (Mapa nº 6). Como los altos acantilados y la fuerte defensa costera del enemigo hacían imposible un asalto frontal a la península y al puerto, el plan incluía desembarcos al norte y al sur del puerto de Apra. Desde el norte una fuerza del III Cuerpo Anfibio debía dirigirse hacia la base de la península y allí reunirse con la otra fuerza, que mientras tanto había desembarcado y se acercaba desde el sur. Las fuerzas combinadas, una vez asegurado el control de las colinas que comandan Orote, debían aislar y "pellizcar" la península desde la retaguardia.

Las playas elegidas para el desembarco se encontraban en los dos tramos de costa más favorables para un asalto anfibio. En el tramo norte, las playas de desembarco fueron designadas en Asan, entre la punta Adelup y el río Tatgua. En el tramo sur, se designaron en la bahía de Agat, entre el pueblo de Agat y la punta de Bangi. Aunque estas playas eran las partes de la isla más fáciles de asaltar desde el mar, ofrecían rutas limitadas de aproximación al interior, especialmente a la parte sur de la isla. Las tropas que se desplazaban desde las playas podían utilizar la carretera que recorría la costa en cualquier dirección, pero las regiones montañosas del sur sólo eran accesibles por senderos y unos pocos kilómetros de carretera asfaltada y de tierra.

Utilizando las limitadas rutas desde las playas, el III Cuerpo Anfibio debía asegurar una cabeza de playa apoderándose de una última línea de playa en la cresta que dominaba ambas zonas de desembarco. La línea debía extenderse desde la punta Adelup a lo largo de los montes Alutom, Tenjo y Alifan hasta la punta Facpi. Una vez controlada una cabeza de playa anclada en la línea final, el cuerpo atacaría primero la península de Orote desde el este y luego se prepararía para capturar el resto de la isla.

Las playas de desembarco entre el pueblo de Agat y Bang; Point se encuentran al pie de la cordillera costera y están dominadas por el monte Alifan, que se ve a la izquierda Los obstáculos de agua, similares a los del primer plano de la izquierda, se eliminan de la zona donde las embarcaciones van del arrecife a la orilla . Foto tomada W + 4.


El cuerpo preparó dos planes alternativos, en caso de que la información de última hora revelara que alguna de las playas previstas para el desembarco según el plan preferido estaba demasiado defendida o era inadecuada por otros motivos. Uno de ellos preveía que toda la fuerza invasora en escalón entrara por las playas entre Agat y Facpi Point, tomando la península de Ocote y el puerto de Apra, y arrollando el resto de la isla desde esta cabeza de playa. El otro plan alternativo era sustancialmente el mismo que el plan preferido, salvo que la brigada desembarcaría entre Bangi Point y Facpi Point en lugar de entre el pueblo de Agat y Bangi Point. Sin embargo, la adopción de ninguno de estos planes era necesaria; se siguió el plan preferido.El cuerpo asignó el sector norte y más defendido a la 3ª División de Marines, que desembarcaría en las playas entre Adelup Point y la desembocadura del río Tatgua, avanzaría hacia el sur y ocuparía la zona situada al este del puerto de Apra. Mientras la división de marines avanzaba hacia el sur, debía asegurar y defender la última línea de playa de su sector. La 1ª Brigada Provisional de los Marines debía desembarcar en las playas situadas entre el pueblo de Agat y la punta de Bangi y, a continuación, girar hacia el norte en un movimiento de rueda hacia la base de la península de Orote. El 305º Equipo de Combate Regimental de la 77ª División fue elegido para apoyar a la brigada en este desembarco.El 2º Batallón con una sección del 706º Batallón de Tanques, embarcado en LCM (Landing Craft, Mechanized), debía reunirse entre la zona de desembarco y la línea de partida a la hora H + 120, listo para desembarcar a la orden de la brigada.  Los batallones 1 y 3 debían desembarcar y tomar tierra cuando la brigada los llamara. Una vez en tierra, el equipo de combate debía ocupar y defender la línea de playa final mientras la brigada atacaba por la península. El resto del 77º inicialmente debía estar en la reserva del cuerpo.

El día W se había fijado para el 21 de julio; la hora H debía ser las 08:30.

Las colinas de la cordillera costera occidental, dominando la península de Orote, se elevan a 300 metros sobre el campo de aviación y las zonas portuarias. Los montes Chachao, Alutom, Tenjo y Alifan son puntos altos en la línea de playa final, objetivo de la fase de asalto para "pellizcar" Orote. Tomada desde 500 metros.

Preparaciones para el día W 

A medida que se acercaba el final de las operaciones en Saipán, las fuerzas aéreas y de superficie de la Quinta Flota comenzaron un "ablandamiento" sistemático de las defensas enemigas en Guam. El plan original había previsto sólo dos días de bombardeos navales preliminares, que tendrían lugar el 2 y el 1 de julio, pero el aplazamiento del ataque a Guam hizo posible una preparación mucho más larga y pesada, que duró 16 en lugar de 2 días.

Los ataques aéreos navales comenzaron el 5 de julio. Desde entonces hasta el 21 de julio los aviones de la Task Force de portaaviones rápidos bombardearon y ametrallaron la isla diariamente. Tres días antes del Día W aumentó el volumen de los ataques aéreos, alcanzando un punto álgido el día 20, cuando los aviones de los portaaviones realizaron 614 ametrallamientos y lanzaron 486 toneladas de bombas sobre la ya maltrecha isla. Esta serie de ataques neutralizó el principal aeródromo de Guam, en la península de Orote.

Los ataques aéreos preliminares se coordinaron con el fuego naval. El 8 de julio, cuatro cruceros de la Fuerza de Ataque del Sur iniciaron un bombardeo de tres días, disparando mil proyectiles de 5 y 8 pulgadas sobre las defensas costeras. Del 12 al 16, cuatro acorazados dispararon más de tres mil proyectiles de 14 y 16 pulgadas. Durante los cuatro días siguientes, a los tres acorazados se les unieron otros dos y seis cruceros, y bombardearon la isla con más de 16.000 proyectiles. La LCl (G) (lancha de desembarco, de infantería [cañonera]), acercándose a pocos metros del arrecife, rastrilló trincheras y fortines e informó de la ubicación de las posiciones enemigas a los buques más pesados. Los destructores protegían a los buques más grandes y liberaban fuegos de hostigamiento por la noche. El almirante Conolly, dirigiendo el bombardeo desde el buque insignia, supervisó la destrucción de todos los emplazamientos de cañones conocidos que pudieran poner en serio peligro el desembarco de asalto.

Mapa 7

Mientras tanto, durante los 16 días de preparativos aéreos y navales, el III Cuerpo Anfibio en Eniwetok esperó órdenes para regresar a las Marianas. Mientras las tropas esperaban, tuvieron la oportunidad de abandonar los estrechos alojamientos de sus transportes por primera vez en más de un mes para ejercitarse en tierra en los limitados atolones de las Marshall. El 6 de julio, el general Smith adjuntó la 77ª División al cuerpo. El 305º Grupo de Combate Regimental salió de Oahu para unirse a la fuerza en Eniwetok ya el 1 de julio. El resto de la 77ª División navegó directamente desde Oahu a Guam. El cuerpo, incluido el 305º Grupo de Combate Regimental, se trasladó desde Eniwetok el 18 de julio a bordo de los transportes de la Fuerza de Ataque del Sur para llegar a Guam la mañana del Día W, el 21 de julio.

Durante el trayecto, las tropas se sometieron a unas últimas y exhaustivas sesiones informativas. Examinaron minuciosamente los mapas tácticos para conocer los detalles de las playas de desembarco, las carreteras, las poblaciones y las instalaciones enemigas. Estudiaron los modelos del terreno de la isla, que mostraban gráficamente las características naturales de la costa y el interior montañoso y boscoso. Cuando los transportes se acercaron al objetivo, los hombres dieron una última revisión a sus armas y se prepararon para desembarcar.

Los desembarcos

El bombardeo del día W se abrió a las 05:30 cuando el estruendo de los cañones de 16 pulgadas de la Fuerza de Ataque del Sur en alta mar en Guam rompió la tranquilidad de la madrugada. Entre las potentes salvas de los acorazados, los disparos más agudos de los cañones de 5, 6 y 8 pulgadas resonaron a través de las playas occidentales de la isla hacia las montañas de arriba. Seis acorazados, cuatro cruceros pesados, cinco cruceros ligeros y siete destructores avanzaban lentamente, con sus cañones apuntando a la oscura masa de tierra. Ráfagas de llamas iluminaban el amanecer mientras los proyectiles estallaban en las playas y en las colinas de atrás.

LA PRIMERA OLA DE DESPLAZAMIENTOS se dirige a las playas de Agat. El humo de los objetivos, que han sido alcanzados por el bombardeo aéreo y naval que precede a la invasión, se eleva a lo largo de la costa. El aeródromo de Orote, objetivo de una brigada de marines, se ve en la parte superior. (Fotografía tomada desde 1500 metros.)

A las 0803 cesó el lento y deliberado bombardeo de las instalaciones costeras y de las zonas de vivac, y los buques giraron sus cañones para intensificar el fuego en las playas. Al mismo tiempo, los aviones de los portaaviones, volando por encima de las trayectorias de los cañones navales, lanzaron cargas de profundidad a lo largo de la costa y ametrallaron las zonas de aterrizaje. Bajo esta protección aérea y naval, los LVT (Vehículos de Desembarco, sobre orugas), repletos de la primera oleada de unidades de asalto de los marines, se reunieron en posición en un mar tranquilo a varios miles de metros de las playas de Asan y Agat y a la señal cruzaron la línea de partida hacia la orilla.

Ocho minutos antes de la hora H, los cañones navales que apuntaban a las playas de desembarco aceleraron sus descargas. Todos los cañones de 5 pulgadas empezaron a disparar a un ritmo de diez proyectiles por cañón y por minuto, y los de 6 y 8 pulgadas también aumentaron su cadencia de fuego. Cuarenta y ocho cazas y bombarderos basados en portaaviones ametrallaron y bombardearon las playas.Cuando la primera oleada de marines estaba a 1.000 yardas de la playa, cientos de cohetes, disparados desde el LCI(G), impactaron en la orilla con un tremendo efecto.  Los LVT se arrastraron sobre el arrecife y vacilaron a través de los 60 centímetros de agua alta hacia las playas. (La marea alta en la mañana del 21 de julio fue a las 0712. Su altitud a las 0833 era de 75 centímetros). Cuando los hombres se encontraban a 275 metros de la costa, el fuego aumentó y se concentró en los flancos y la retaguardia de las playas. Los aviones cambiaron su ataque hacia el interior.

La primera oleada de la 3ª División de Marines impactó en la playa de Asan a las 8.28 horas, y tres minutos después la oleada principal de la 1ª Brigada Provisional de Marines aterrizó en Agat (Mapa nº 7).  El bombardeo había eliminado prácticamente todas las posiciones enemigas en las playas, pero unos pocos ametralladores japoneses dispararon desde cuevas cercanas a la orilla del agua antes de ser superados. Emplazados en las colinas que mandan en las playas, los morteros y la artillería enemigos hicieron fuego sobre las tropas. Los ataques aéreos silenciaron parte de este fuego contra la 3ª División. En Agat, donde el enemigo había minado los arrecifes y las playas, el desembarco de la 1ª Brigada fue más difícil. Los cañones enemigos en las puntas de Gaan y Bangi hundieron 20 LVT; los dukws se empantanaron en el limo del arrecife. Sin embargo, a las 09:00, 30 minutos después de la hora H, los tanques estaban en tierra y en acción.

Los pequeños buques salen de las playas de Asan para llevar hombres y provisiones. 0n el día W los Marines inician una batalla de ocho días por las colinas que dominan la costa.

A medida que las tropas de la 1ª Brigada Provisional de los Marines se adentraban en la costa, recibían más fuego de morteros y artillería. Aguantaron dos pequeños y enérgicos contraataques enemigos, que indicaban que los japoneses podrían atacar cuando los estadounidenses hubieran comprometido suficientes fuerzas para que el esfuerzo mereciera la pena. No obstante, al anochecer del día W los Marines habían penetrado 1800 metros hacia el interior en un frente de 4100 metros. Para apoyar el mantenimiento de esta cabeza de playa contra un esperado contraataque esa noche y para ampliar la zona al día siguiente, la brigada había solicitado durante la tarde el 305º Grupo de Combate Regimental de la 77ª División, mandado por el coronel Vincent J. Tanzola.

El 2º Batallón, con el teniente coronel Robert D. Adair al mando, fue el primero en ser llamado. Había desembarcado del transporte en embarcaciones de aterrizaje durante la hora inicial del asalto; luego el batallón esperó, dando vueltas en la zona de concentración. Como la brigada de marines sólo encontraba una oposición moderada al principio, el 2º Batallón no fue llamado a tierra hasta las 13:00 horas. Cuando llegaron al arrecife, no había LVT para recoger a las tropas y llevarlas. Vadearon la orilla con el agua hasta la cintura, cayendo en ocasionales cráteres de proyectiles sumergidos. (El fusilero medio llevaba un casco y un forro de acero, una máscara antigás, un cinturón salvavidas, un fusil, una bayoneta, un lanzagranadas y una mochila ligera. También llevaba dos cargadores de munición colgados del pecho, una bolsa llena de granadas de fusil colgada del cuello, una bolsa de granadas de mano atada a los muslos, un par de cortaalambres de 60 cm de largo atados a su mochila, dos cantimploras de agua, un paquete de primeros auxilios y un machete colgado del cinturón de cartuchos. Los hombres de la compañía de armas pesadas tenían que llevar la mayor parte de este equipo más parte de un mortero o una ametralladora pesada. "¿Os habéis puesto los zapatos?", se preguntaban unos a otros mientras atravesaban el agua profunda). Para evitarlas y mantener sus armas secas, los hombres del 2º Batallón tendían a agruparse en el eje de un canal estrecho donde el terreno era bueno. Afortunadamente, aunque la zona de la playa estaba abierta al fuego de los cañones enemigos, los japoneses estaban totalmente ocupados por los marines, que ahora avanzaban 800 metros hacia el interior. El 2º Batallón recibió poco fuego.


Esperando órdenes para desembarcar en la playa de Asat. El 305º Equipo de Combate Regimental, que apoyaba a la brigada el día W, desembarcó del transporte a las lanchas de desembarco de la Guardia Costera antes de la hora H y dieron vueltas fuera del arrecife hasta que la brigada pidió refuerzos para mantener la cabeza de playa durante la noche.

El resto del 305º tuvo aún más dificultades para llegar a la orilla y tuvo aún más suerte porque el fuego enemigo no se aprovechó de la situación. El coronel Tanzola recibió órdenes, a las 15.30, de desembarcar sus otros dos batallones a las 15.30, ya que el mensaje se había retrasado una hora en el tránsito. Sólo disponía de embarcaciones suficientes para desembarcar un batallón, a la espera del regreso de las embarcaciones del 2º Batallón, y así lo comunicó a la Brigada. El 1er batallón, mandado por el teniente coronel James E. Landrum, desembarcó a las 16:15, y luego fue retenido por los oficiales de control de las embarcaciones navales que dijeron que no tenían instrucciones para permitir el movimiento hacia la costa en ese momento. Pasaron las 17:30 antes de que la brigada resolviera esta cuestión. La oscuridad estaba ya cerca y el coronel Tanzola sugirió que se suspendiera el desembarco. La brigada ordenó que el movimiento continuara. Se había producido algún desliz en la coordinación o comunicación entre la Brigada y la Marina, y los oficiales de control naval no habían llamado a los LVT en el arrecife. Los hombres se adentraron, esta vez en aguas más altas, y a menudo se vieron obligados a nadar por los agujeros más profundos. Para cuando llegaron a la playa, las unidades estaban entremezcladas y completamente perdidas en la oscuridad. El coronel Landrum descubrió que se habían desviado varios cientos de metros hacia el sur de su punto de desembarco previsto y que se encontraban peligrosamente cerca del territorio en poder del enemigo. Con los oficiales y guías de stalf, encontró la zona de concentración y consiguió llevar a la mayor parte de su batallón hasta allí a las 21.30 horas.

El 3er batallón, mandado por el teniente coronel Edward Chalgren, hijo, estaba esperando el regreso de las embarcaciones que habían acogido al 2º, y éstas se retrasaron en su regreso. El transporte recibió la repentina orden de hacerse a la mar debido a un informe de ataque de submarinos enemigos. Se alejó 16 o 22 kilómetros y luego volvió a entrar, llegando a las 21:20. Finalmente se inició el desembarco, aunque todavía faltaban algunas embarcaciones. Como consecuencia de la oscuridad y de la falta de embarcaciones, todo el movimiento se retrasó, y el 3er Batallón no llegó al arrecife hasta las 0330 del W + 1, algunas de las embarcaciones se dispersaron muy al sur del resto. Temiendo que pudieran atraer el fuego de las tropas amigas si se desplazaban hacia el interior, las unidades desorganizadas se atrincheraron en la playa para pasar la noche. Algunos miembros no llegaron a tierra firme hasta las 06:00 horas. El 305º había tenido su primera lección sobre la posibilidad de que todos los planes (y en particular los de desembarco) se alteren a causa de "situaciones cambiantes" y "acontecimientos imprevistos".

Mapa 8

Las tropas de asalto habían establecido puntos de apoyo precarios en Asan y en Agat, cerca de ambos extremos de la línea de playa final. Ni la 3ª División de Marines ni la 1ª Brigada Provisional de Marines habían alcanzado la línea de playa en su zona. Ambos retenes en la isla, cada uno de unos tres kilómetros de ancho y un kilómetro de profundidad, eran vulnerables al contraataque desde el terreno. Sobre el flanco izquierdo de la 3ª División y ambos flancos de la 1ª Brigada, el monte Chachao y el monte Alifan se elevaban de 250 a 400 metros sobre el terreno más alto dentro de las cabezas de playa.

La semana que viene veremos la expansión de las cabezas de playa. Un saludo


Comentarios

SÍGUENOS

  Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos por RSS Siguenos en YouTube Siguenos en Pinterest Siguenos en Blogger